Menu
1ª División2ª División A2ª División BEuropaLatinoaméricaOtras noticias
CalendarioNetworkRedacciónContactos
Canal Primera División
AlmeriaAthleticAtletico MadridBarcelonaCadizCelta VigoElcheEspanyolGetafeGironaMallorcaOsasunaRayo VallecanoReal BetisReal MadridReal SociedadReal ValladolidSevillaValenciaVillarreal

Más fútbol y menos VAR

Más fútbol y menos VARTODOmercadoWEB.es
lunes 10 enero 2022, 00:56Editorial
de Manuel Rodríguez
“VAR es VAR” (Lo hubiera certificado Vujadin Boskov, el de “Fútbol es fútbol”).

Empieza el año 2022, y ya transcurrió la mitad de la presente temporada. Hubo crisis acerca del exceso de protagonismo del VAR y las evidentes malas influencias clasificatorias en el Campeonato. Esta Liga está resultando “rara” por cuanto los equipos que siguen al Real Madrid, ahora mismo primero en la tabla, pierden más puntos de la cuenta y no es precisamente por decisiones VAR. A este respecto, leí el artículo periodístico (As, 28.12.2021, Ruby Arés) en el que se manifiestan datos muy interesantes. “Esta es la temporada desde que se implantó dicha tecnología (2018/19) en la que menos se está corrigiendo a los árbitros de campo. En los 181 partidos disputados, el VAR solo ha entrado en 55 acciones, lo que deja una media de intervención de una vez cada 3,29 encuentros. Superior a las medias de la campaña pasada (2,43), a la 19-20 (2,43) o a la primera que uso (3,14). Si bien, las acciones que destacan son: “Los penaltis siguen siendo los reyes (25), por delante de los goles (23), rojas (6) y errores identidad (1)”.

Parece que el mensaje del nuevo jefe de los árbitros quiere que se señalen penaltis gordos y no los que denomina “penaltitos” por “agarroncitos” o “zancadillitas”. “No es un volantazo a las directrices arbitrales a mitad de temporada, sino que es una consigna que ya estaba implantando Velasco Carballo antes de dejar la presidencia”. No obstante, “el 45% de las intervenciones de VAR son por este motivo (Penaltis), ligeramente inferior a la temporada pasada (47%) pero superior a las dos primeras (40% en ambas).” (…) “Las intervenciones de interpretación (penaltis por mano, agarrones, zancadillas, acciones de roja…), en las que el árbitro debe ir al monitor del VAR para tomar una decisión, siguen predominando ante las objetivas o factuales (goles fantasmas, decidir si un penalti es dentro o fuera del área, fueras de juego y errores de identidad”.

El nuevo jefe arbitral, Luis Medina Cantalejo, ejerce desde el 1 de diciembre de 2021. Desde su presentación “dio la sensación que quería quitar el protagonismo al árbitro para dárselo al juego… Que se hable de los goles, los regates, de las paradas, de la táctica y que no se hable de arbitraje. Y si se habla, que sea de la buena condición física o la buena gestión del partido. Sería maravilloso. Aunque tampoco me planteo utopías”. (…) “El VAR está para ayudarle ante errores claros y manifiestos o acciones que no ve. Vamos a intentar ceñirnos mucho a eso… El fútbol es un deporte de contacto. Ante leves contactos se están pitando penaltis, aunque no muchos. Pero en ese tema tenemos que ser muy rigurosos”.

(…) “Una zancadilla clarísima, una mano, un agarrón ostensible, claro y sin dudas, hay que pitarlos y verlos en el campo. Si no se ve, el que esté en el VAR lo llama y en la primera imagen que le ponga que se vea esa mano o agarrón. Así de sencillo. Luego habrá “agarroncitos”, “semizancadilla” o “pisotones leves”… Es parte del juego… Soy defensor a ultranza de la norma. Ahora bien, su aplicación es lo que se llama el espíritu de la norma. Es el aplicar el sentido común. Si es amarilla se saca, si hay penalti se pita, si hay mano también. La norma es lo que tiene que prevalecer. Ahora bien, el talento natural del árbitro y el sentido común es lo que diferencia a unos de otros. Los genios del fútbol son los que tienen un talento natural. Eso no se puede comprar en ningún lado. Pero las normas tienen que estar por encima de todo, sino sería un caos”.

El periodista preguntó a Cantalejo, “¿Cuál es su concepto de mano?” Además de muchas divagaciones nos dijo esta conclusión: “Manos intencionadas prácticamente no hay”. Entonces, ¿por qué se pitaron en su día tantas “manitas” y luego se ha rectificado drásticamente? Es una asignatura no resuelta ni con cientos de circulares aclaratorias de la norma. Eso sí, en España no resolvieron con la tecnología de los “goles fantasmas”, deseo prioritario de todos.