Menu
1ª División2ª División A2ª División BEuropaLatinoaméricaOtras noticias
CalendarioNetworkRedacciónContactos
Canal Primera División
AlavesAthleticAtletico MadridBarcelonaCelta VigoEibarEspanyolGetafeGranadaLeganesLevanteMallorcaOsasunaBetisReal MadridReal SociedadReal ValladolidSevillaValenciaVillarreal

¿Qué fútbol es en el que tú crees? (II)

¿Qué fútbol es en el que tú crees? (II)TODOmercadoWEB.es
sábado 11 abril 2020 01:00Editorial
de Manuel Rodríguez
“Si no cambias tus creencias, tu vida será la misma de siempre. ¿Es eso bueno?”. (W. Somerser Maugham).

Sin embargo, es en los años 70 cuando empecé a estar más comprometido con la gestación de las tácticas y la utilización por los distintos equipos nacionales e internacionales, a pesar de las limitaciones de los medios de comunicación de la época y de la mucha propaganda, fundamentalmente porque empecé a entrenar por entonces, cuando buscaba modelos teóricos y prácticos aún muy restringidos. En “México70” se flexibilizaron las formaciones y sistemas de juego, quizás los más rígidos fueron los soviéticos, belgas y suecos; si bien, tanto el ataque como la defensa se hicieron más confusos, pero fue el fútbol en el centro del campo el regulador principal del ritmo y orientación del juego. Predominó el dibujo 1.4.3.3., también apareció el 1.4.4.2., en momentos, asegurando que fue el mundial de la dinámica, así como de la técnica individual y colectiva. Finalmente, Brasil ganó 4-1 a Italia.

No obstante, mi mejor hallazgo en los 70 fue la explosión del “Football Pressing” de Rinus Michels en la Holanda como Selección y con el Ajax de Amsterdam como punta de lanza. El dibujo típico de los naranjas fue el 1.4.3.3., aunque se llegó a plasmar la idea del 1.3.1.3.1.2., no en balde Van Gaal declaró tantas veces que el bloque-equipo puede admitir hasta siete niveles de escalonamiento en las diversas formaciones. Cuando en 1964 jugué con la Selección española amateur en tierras holandesas el “Torneo de la FICEPS”, los holandeses jugaban de manera muy primitiva y con poco nivel. (Fue la primera vez que observé a un jugador disputando con gafas graduadas, como había visto de niño al hermano Bernabé de los Maristas, cuando jugábamos en el patio del colegio). Por tanto, desde el 64 al 70 Holanda evolucionó magistralmente. Como asegura el autor de “Futebol a serio” era una “desorganización organizada”, que los medios bautizaron como “Fútbol Total”. Por abundar, decir que en 2009 edité mi primer libro “La Ignorática y el fútbol”, en el que me pronuncié sobre mi táctica favorita que no es otra que el 1.4.3.3., con sus correspondientes sutilezas prácticas. Por tanto, ya creía en un fútbol que germinaba con una de las mejores soluciones prácticas de un fútbol bonito que rompió muchas rutinas burocráticas. No obstante, no fue suficiente para ganar el “Mundial 74”, a pesar de lo cual adopté dicho modelo para mis equipos juveniles y mi organización mental para dirigir mis equipos y orientar los entrenamientos.

El “todos atacan y todos defienden” de Rinus Michels impuso unas pautas que, sin embargo, no fue capaz de implantar al 100% cuando entrenó al Barcelona, la “mentalidad española” no acababa de adaptarse a sus exigencias. Y Michels dio lugar a conceptos muy arraigados para la evolución futura del juego: Intercambio de puestos; defensores que incursionaban en ataque; atacantes que colaboraban en defensa; marcaje en zona; utilización racional del espacio; aumento del ritmo de juego… Quizás en esta década se evolucionó al 1.4.4.2., con los cuatro medio campistas formando un “rombo”, o sea, en 1.4.3.1.2. (Mourinho hablaba del “losango” portugués). Durante el mundial de 1978 no hubo grandes modificaciones sobre el juego básico ya instaurado, quizás se consolidaron las posiciones del “Volante enlace” mientras que antes los delanteros retrocedían indefinidamente hacia la línea de volantes para construir los ataques. La responsabilidad de “enganchar” la línea media con el ataque iba recayendo sobre determinados delanteros, aquellos “medios-punta” en ciernes que he “rechazado” otras veces por sus vicios adquiridos… Buscando siempre la creación de superioridades numéricas de cara a la ofensiva. La idea era inculcar un fútbol de rotaciones continuas, juego sin balón en ataque, marcas zonales a presión en defensa, por supuesto, con el soporte de una gran preparación física.

Aprendí mucho del “Flaco” Menotti en su informe que publicó “El Gráfico” sobre la manera de elegir a sus hombres y la forma de planificar los cuatro años anteriores a su victoria en el “Mundial78”. Así como la elección de hombres, el discurso para movilizar la mente de sus jugadores, los recursos utilizados para dar vuelta a los partidos y llegar a ganar aquel Campeonato. Y cómo tomó auge desmedido la marcación en zona y el dibujo 1.4.4.2. Decía Viktor Maslow que “el marcaje al hombre humilla, insulta y oprime moralmente al jugador que tiene que hacerlo”. Argentina predispuso los nuevos avances en la década de los 80, comenzó a valorarse más la técnica, la supresión del marcaje al hombre, pero sin prescindir de lo atlético (Quizás fuera este motivo por el que no contó con Maradona) por más que Menotti insistiera que “El jugador no es un atleta desde el punto de vista de su llegada. El jugador cuando llega es cuando tiene que resolver, el atleta cuando llega es cuando acaba”. ¿En qué fútbol creía Menotti al dejar a Maradona en casa? Creo que todos, alguna vez, hemos hecho renuncias para generar otras alternativas mejores para el grupo. Pero explique lo que explique, insista lo que insista, aquello no lo entendió nadie y “El Flaco” seguro que alguna vez se arrepintió. Pero ganó el “Mundial78” a pesar de la ausencia del jovencito Maradona. Sin dudarlo, Menotti me convenció para seguirle en muchos de sus fundamentos y más cuando le escuché decir que el mayor invento del fútbol contemporáneo es el que había creado Rinus Michels, lo que validó todas mis creencias anteriores. Por tanto, él tenía sus convencimientos, pero era objetivo sobre lo que necesitaba el fútbol para crecer. También Stefan Kovacs me ayudó mucho con su libro “Fútbol total” a entender aspectos internos del fútbol de aquel nivel, contando como fue la continuidad en el Ajax después de que Michels se fuera de Holanda.

Más tarde, bebí en las fuentes del libro de Menotti y Ángel Cappa, de lo mejor que haya leído, titulado “Fútbol sin trampa” (Una pena que la edición siga agotada) el cual me ayudó a corroborar conocimientos ya manejados así como otros muy sabios y sencillos: “Dos pases cortos y uno largo”, recomendó a los suyos para superar el “pressing constante” de los holandeses; o aquel otro consejo: “Después de una diagonal, una recta”, después del desmarque típico del 9 a las bandas (diagonal), para que el espacio producido lo aprovecharan los centrocampistas frontalmente al remate (la recta), etc. Curiosamente, el “enemigo público” de Menotti en Argentina era Carlos Bilardo, un “demonio” que llegó al “México86” con un sistema original, el 1.3.5.2., (Bilardo decía que fue el “inventor” de dicha formación), y fue Campeón con la inestimable ayuda de Maradona. Aquella formación de Bilardo contemplaba un triángulo de defensa central constituido por un líbero y dos marcadores, donde los 2 ex defensas laterales subían a reforzar el centro del campo transformándose en lateral-volante. En el centro de aquel dibujo, un pivote se ubicaba ante el triángulo defensivo más los dos volantes hacia las bandas (Visto en w.efdeportes.com). En el “Mundial90” fue Alemania la que ganó en Italia justo con dicha formación bilardista. Y se impusieron tres conceptos fundamentales: 1. Creación de juego en medio campo; 2. Fuerte dispositivo defensivo; 3. Excelente distribución racional del espacio.

Los 80 también consagraron al “desconocido” Arrigo Sacchi entrenando al Milán de Berlusconi, con dibujo 1.4.4.2., y “zona presionante” cuando todas las actitudes anteriores eran de “zona pasiva”. Añadiéndole otros matices prácticos, soportados por unos fuertes cimientos de preparación física, jugar muy juntos, combinaciones de balón con apoyos cercanos, presión muy adelantada y provocaciones de “fueras de juego” del contrario (Cuando llegó Capello al Milán sustituyendo a Sacchi bajó dicha presión retrasando 20 metros la defensa, decía que no quería estar discutiendo con los árbitros por los “fuera de juego” no señalados), se consolidaba ya entonces el concepto de “defender bien para atacar mejor”, es curioso que Guardiola utilizó un concepto contrario “Atacar bien para defender mejor”. Arrigo estuvo con su Milán hasta los 90, en su libro “Fútbol total”, donde cuenta su vida a Guido Conti utilizó esta máxima de “William Faulkner: “No trates de ser mejor que los otros, trata de ser mejor que tú”. Fue una “década prodigiosa” que mantuvo su impronta de manera acusada.

Es de obligada aceptación que siempre nos acordamos de los avances y sus responsables (Entrenadores, jugadores o equipos) si sirvieron para ganar. Lo que da lugar a que la memoria no registre ideas interesantes de otros que, por lo que sea, no triunfaron. Sin embargo, apunto un ejemplo para mí significativo en el “Mundial España82” porque la final fue ganada por la Italia del eficiente goleador Rossi y del buen entrenador Bearzot, mientras que en el recuerdo colectivo del buen fútbol siempre aparecerá la Brasil de Sócrates y Falcao, con un incipiente 1.4.2.3.1., bastante asimétrico, así como con la dirección técnica de Tele Santana, un entrenador enamorado del fútbol arte. Personalmente, lo consideré un disfrute y fue uno de los hitos mentales del fútbol en el que sigo creyendo.

TODOmercadoWEB.es: noticias sobre mercado de fichajes de fútbol
TC&C srl web content publisher since 1994
P.IVA 01488100510

Copyright © 2000-2020
Todos los derechos reservados

Tuttomercatoweb.com Transfermarketweb.com