Menu
1ª División2ª División A2ª División BEuropaLatinoaméricaOtras noticias
CalendarioNetworkRedacciónContactos
Canal Primera División
AlmeriaAthleticAtletico MadridBarcelonaCadizCelta VigoElcheEspanyolGetafeGironaMallorcaOsasunaRayo VallecanoReal BetisReal MadridReal SociedadReal ValladolidSevillaValenciaVillarreal
tmw / realmadrid / Baloncesto
FINAL | Real Madrid 89-83 Barcelona: con Musa y Tavares hacia el cielo de Sevilla
domingo 25 septiembre 2022, 20:37Baloncesto
de Diego Rivero Mosqueda
para Bernabeudigital.com

FINAL | Real Madrid 89-83 Barcelona: con Musa y Tavares hacia el cielo de Sevilla

Victoria muy sufrida con prórroga incluida para el Real Madrid, con un Musa, Tavares y Deck estelar durante todo el partido.

¡Final del partido en Sevilla! El Real Madrid se enfrentaba al Barcelona en otra nueva final de Supercopa de España, algo ya casual, con los blancos ganando las últimas cuatro ediciones. El encuentro fue muy intenso de principio a fin, con el juego interior de los jugadores de Chus Mateo predominando durante todo el partido, sin apenas tiros de tres, hasta que Sergio Llull se enchufó en el tercer cuarto. Por otro lado, Musa fue el más destacado junto a Tavares, que fueron los que más dieron la cara durante todo el encuentro. Pese a ello, los equipos se fueron a prórroga, donde el pivot caboverdiano, Deck y el propio base bosnio fueron los protagonistas, rompiendo la zona 2-3 planteada por los blaugranas, que no pudieron anotar con facilidad más allá de las buenas acciones de Laprovittola. Así pues, terminó el partido alzándose el  como campeón.

El primer cuarto comenzó con bola para el Real Madrid, siguiendo el mismo guion que en el partido contra el Betis: balón al poste para Deck y canasta fácil para empezar. La circulación de balón fue protagonista en ambos equipos, aunque los blancos no estuvieron muy acertados desde el tiro exterior, pero al contrataque Musa anotó muy fácil tras un buen robo de Causeur. Tavares, algo más frío en defensa, consiguió darle de su propia medicina a Sanli, sacándole de la zona para poder sacar un 2+1 importante, al que se le unía el escolta francés con un buen triple tras una circulación de libro. Pese a ello, los blaugranas se centraron en el pivot turco, que fue una auténtica pesadilla en los primeros minutos. El encuentro se congeló a final de cuarto, con varios tiros exteriores del Madrid fallados, mientras que el Barcelona tampoco conseguía anotar, más allá de los tiros de cinco metros, mientras que los blancos confiaban en el bloqueo y continuación de Poirier con el Chacho Rodríguez dirigiendo.

El segundo asalto, por otro lado, empezó con una falta de Deck sobre Kalinic, que tiró tres tiros libres pero falló todos ellos. Con la novedad de Hazonja en la posición de cuatro para aportar más energía en defensa y tiro exterior, en la primera jugada forzó una pérdida de los blaugranas, aunque el ataque blanco seguía siendo estático. Los blancos no paraban de fallar por malas selecciones de tiro y por no lograr mover el balón como en el primer cuarto, por lo que el Barcelona se puso cuatro arriba, obligando a Chus Mateo pedir tiempo muerto para intentar cambiar drásticamente el juego. Después de este pequeño parón, tuvo que ser Sergio Llull con una entrada clásica a canasta con la izquierda para romper este parcial negativo, aunque Kuric remató con un triple una buena circulación de balón. Los de Saras consiguieron cortocircuitar al ataque blanco, mientras sus exteriores ejecutaban desde el triple con suma facilidad, pero entre Musa y Tavares intentaron cambiarlo con buenas combinaciones al poste, aunque el Barcelona se marchó con un +8 a vestuarios.

Tras el paso por vestuarios con una jugada idéntica a la del primer cuarto: balón al poste, pero para Yabusele, que le sacó la falta a Sanli, que acumulaba tres, aunque los jugadores blancos se basaban en Musa para intentar frenar a los blaugranas. El francés salió muy activo a la cancha, forzando penetraciones y tiros libres adicionales, cargando de faltas a los pivots rivales. Sin fluidez, los de Chus Mateo no encontraban ventaja en sus circulaciones de balón, muy previsibles y fáciles de defender, mientras que los de Saras realizaban su juego de forma muy sencilla. El Real Madrid era Musa y nadie más, realizando un parcial rápido de 4-0 a base de contrataques debido a su inmensa calidad, sobrada para jugar con la camiseta blanca. Deck volvió a cancha para defender a Laprovittola y también para realizar una masterclass de juego al poste, mientras que Llull anotaba dos de sus triples clásicos al contrataque para que poner un parcial de 10-0 y poner al Real Madrid por delante. ¡Otro, otro y otro! para el base de Mahón, que rompió el partido como suele hacer siempre. 

Los últimos diez minutos empezaron con una falta de Deck muy protestada, seguida de una de Causeur, que sí fue clara, no como las dos siguientes de Rudy y Hezonja. El campeón del pasado Eurobasket se estrenó con un auténtico triplazo desde nueve metros que entró limpia, aunque se echaba de menos la generación de Musa en ataque, mientras que Hierrezuelo y compañía se inventaron alguna falta para regalar al Barcelona tiros libres, que Kalinic se encargó de aprovechar. Tras el tiempo muerto de Chus Mateo, el Real Madrid sacó a Chacho a pista para que hubiera una mejor generación de juego, aunque los cambios blaugranas en cada defensa eran excelentes. De nuevo el bosnio y Tavares, que siempre se ha beneficiado de un generador puro en el puesto de base, ponían al Madrid por delante momentáneamente, aunque Jokubaitis anotaba un buen triple. El juego de los blancos se basó en balones interiores al poste para que Deck o Yabusele pudieran sacar más tiros libres debido a que los blaugranas se encontraban en bonus y sus hombres grandes estaban cargados de faltas. El pivot caboverdiano anotaba de cinco metros, reboteaba y también asistía para intentar que los blancos se despegaran, aunque Laprovittola continuaba castigando desde el libre, mientras que Dzanan Musa se aliaba con el gigante madridista para romper a Tobey, que físicamente era claramente inferior. En la última posesión del partido tenía el Real Madrid la posibilidad de llevarse el partido o, sin embargo, llevarlo a la prórroga, y la jugada fue muy mala, tirando Deck un triple tras bote que no tocó ni aro.

Comenzando los cinco minutos de la prórroga, Llull convirtió el tiro libre correspondiente a la técnica a Jasikevicius, mientras que Musa también aprovechó otro más tras una falta de Kuric, aunque el Madrid no aprovechó las dos posesiones siguientes con sendos fallos en los tiros de tres. Con nieve el balear anotaba de dos un tiro de una calidad infinita, mientras que Tavares intimidaba y también taponaba a Kalinic en la zona blanca, cometiendo Tobey su cuarta falta y haciendo saltar las alarmas en los pivots blaugranas. Varias posesiones madridistas fueron malas, sin Musa apenas tocando bola, aunque en la primera que tuvo, dio una muy buena asistencia a Deck, que se inventó un tiro en suspensión maravilloso. Transformando dos tiros libres Yabusele, apenas quedaban 35 segundos de partido, taponando Tavares el tiro de Sanli, que apenas falló durante el encuentro, obligando al Barcelona a hacerle falta a Gabi Deck, que transformó ambos para poner un +4 a falta de 11 segundos. La posesión de los de Jasikevicius fue muy mala, con el alero argentino cogiendo un rebote clave para ganar el partido, alzándose los blancos de nuevo con un nuevo título de Supercopa de España. El quinto seguido (cuarto contra el Barça), y el noveno en total. ¡HALA MADRID!