Menu
1ª División2ª División A2ª División BEuropaLatinoaméricaOtras noticias
CalendarioNetworkRedacciónContactos
Canal Primera División
AlavesAthleticAtlético MadridBarcelonaCelta VigoEibarEspanyolGetafeGranadaLeganésLevanteMallorcaOsasunaReal BetisReal MadridReal SociedadReal ValladolidSevillaValenciaVillarreal
tmw / betis / Editorial
Seguimos hablando de tácticas y modelos de fútbol (II)

Seguimos hablando de tácticas y modelos de fútbol (II)

“Si no saben por qué ganan, ¿cómo van a saber por qué pierden?” (Anónimo).
Se puede hablar de tácticas, modelos, estilos y filosofías de muchísimas maneras. Con mayor o menor simpleza… Y qué bonito es ver las expresiones futbolísticas sin vulgarizar términos. Y cuando aún permanecen muchos aficionados colgados del “reino del tiki-taka”, incluso ya han pasado años de que Guardiola aborreciera ya la idea parcial de su fútbol más integrado y globalizado, siendo Dani Parejo un representante de la pausa en el fútbol, declaró (Ladislao J. Moñino, 7.06.2109): “Cada vez el fútbol es más rápido, más vertical y con más contraataques. Al final, lo que tiene que hacer cada entrenador, con el tipo de jugador que tiene, es marcar un estilo… Pero también hay muchos equipos que no entienden el juego así y son de los mejores del mundo”. (…) “Marcelino tiene una forma de ver el juego que no le ha ido nada mal, le gusta jugar rápido hacia delante y que seamos muy intensos… En el fútbol hay que ser inteligente, y si puedes plantarte en el área con dos toques mejor que con quince… por los jugadores que hay en la selección el estilo se asemeja más tener posesiones largas, controlar el partido, ser protagonistas y llevar la iniciativa”. Sin duda, incorpora Dani Parejo amplitud de miras que rompe la idea unitaria que tanto me enfada sobre la forma única de jugar. A la pregunta “¿Cómo percibe su madurez en el campo?”, responde con significación precisa: “En saber leer el partido, lo que requiere cada situación, en disfrutar cada momento y darle importancia a cada detalle de los partidos. La madurez también me permite adaptarme a dos estilos distintos como son los del Valencia y la Selección, me siento cómodo en los dos dibujos… Me gusta ser el dueño del balón, pero por mi forma de entender el juego, siento que tengo que actuar con pelota y sin ella”. Al respecto del próximo choque de la Selección con Islas Feroe anticipa: “Por la forma que tenemos de jugar, la mayoría de rivales se van a meter atrás y van a esperar una pérdida para salir al contragolpe. La solución es mover el balón rápido, de lado a lado, que haya movilidad de todos nosotros y generar espacios y situaciones de dos contra uno”. Por tanto, nos debemos apoyar en los que lo tienen claro para ir clarificando conceptos, ideas, principios y estilos a los que nos podamos adherir según los momentos competitivos. Curiosamente, Parejo jugó con la Selección española en estos días pasados, contra Islas Feroe y Suecia, siendo uno de los futbolistas destacados justo cuando se pondera que ha cumplido ya 30 años. ¿Simplicidad o complejidad…? ¿Extravagancias históricas? Las tácticas y sistemas de juego van y vienen, dependiendo de los distintos enfoques. Me encantó entresacar del blog de MartiPerarnau, junio.2019, unos apuntes muy detallados sobre el desempeño de Guardiola en el Manchester City, incluso con la rémora de haber sido eliminado en “Champions League”. Significa que el City estuvo solo 132 minutos por detrás del marcador de los 3.420 que duró el Campeonato. Cuando en la pasada temporada había estado 153 minutos, media hora más que en la actual. Incluso para conseguir los históricos 100 puntos necesitó de 6 goles agónicos que se produjeron entre el minuto 82 y el 97 de aquellos partidos, mientras que en la última temporada llegaron hacia el minuto 72. Por su parte, el Liverpool de Jürgen Klopp estuvo 156 minutos por debajo en el marcador, precisando 5 goles agónicos marcados entre los minutos 81 y 96. Cuando se enfrentaron entre sí, el 3 de enero pasado, era líder el Liverpool con 54 puntos y el City le seguía con 47. En aquel momento los rojos eran imparables. Precisamente en aquel partido, el City jugó en 4.3.3., más conservador que el habitual 3.2.2.3., con salidas de balón más cautas, laterales sin progresar y a la expectativa del contrario, con un 81% de acierto en el pase, o sea, 10 puntos menos de lo habitual. Aunque acabó reduciendo la diferencia de puntos a tan solo 4. Después de pequeños tropiezos del Liverpool, el 3 de marzo le llegó el liderazgo al City que sumó 198 puntos en 2 temporadas, habiendo ganado 64 de los 76 partidos disputados, marcando 201 goles y encajando 50, habiendo dejado la portería a cero en 36 ocasiones. Por otra parte, es muy significativo que 12 de los 19 rivales sólo consiguieron rematar 1 vez contra la portería del City. Además, superó el 75% de posesión en los partidos de 2019. Desde 2016, el dibujo del City fue siempre en 2.3.2.3., que sustituyó por el 3.2.2.3., sencillamente porque detectó Guardiola que los futbolistas del City disponían de menor versatilidad que los del Bayern de Münich, en este equipo llegó a introducir hasta 23 módulos de juego diferentes. (Crítica de jugadores como Ribery y algún otro veterano que no fueron titulares indiscutibles). Al parecer, con el sistema 4.3.3., sus jugadores se mostraban más cómodos, el City se distribuía en 4 líneas, o sea, en 2.3.2.3.; y sin balón, las 4 líneas se configuraban en 4.1.4.1., lo que dio más confianza al bloque. Dicho dibujo se utilizó en la primera temporada en el 54% de los partidos y en la segunda se ejecutó en el 94%. Alguna vez, como contra Liverpool, modificaron posicionamientos a partir del 4.4.1.1.; contra el Chelsea se llegó a ubicar en 4.5.1., evidentemente para salvaguardar de manera especial su portería; y contra Schalke se debió superar la expulsión de un jugador practicando en forma de 4.2.3.1. Señalando unos antecedentes singulares de que el 2.3.2.3, es un formato que en 1930 popularizó Carlo Carcano y Vittorio Pozzo en Italia bajo el nombre de “Il Metodo”. ¿No deja de ser una extravagancia histórica? Porque el fútbol no puede circunscribirse tan solo a posicionamientos numéricos… Porque el 2.3.2.3, de Guardiola concibe a seis hombres centrados que mueven el balón y los otros cuatro a la espera de actuar, bien como puntos de apoyo, bien para finalizar las jugadas. Los laterales jugando por dentro (innovación poco frecuente en otros equipos), los interiores amasando el balón a la espera del pase y el mediocentro así como el punta siendo vértices de un hexágono que va formando pequeñas o grandes triangulaciones de manera constante para desorganizar al rival. O sea, el 2.3.2.3., del City parte del fundamento básico de la “Pirámide de 1883” que desplegaba el ataque con 5 delanteros, dejando otros 5 futbolistas por detrás del balón. Sin duda, toda una construcción teórica, porque en los antiguos sistemas piramidales carecía de algo fundamental como era la asociación en torno al balón y el pase. O lo que es lo mismo, estamos vistiendo un “santo táctico” para justificar la innovación. Quizás lo mejor es leer a Mikel Arteta (Marca, 12.junio.2019) que colabora con Guardiola en el City por dónde ha evolucionado el fútbol sin restringirse al dibujo estricto: “En lo táctico, le inserta al jugador un GPS en la cabeza para que sepa por donde tiene que ir. En lo emocional, con la sensibilidad que tiene, centra su energía en llegar al corazón del jugador… Sí es cierto que debes renovarte pues cada vez los espacios son menores, los técnicos rivales están más preparados. Nuestro reto continuo es evolucionar el ataque para ser imprevisible, cómo atacar mejor en menos espacios… el fútbol se ha profesionalizado mucho. Si no tienes una rutina diaria, no vales. Descansar bien, alimentarse bien, horarios correctos… Todo debe ser medido. Si tu “mind set” no es el correcto, no puedes dar lo mejor… En nuestra idea de juego posicional, si cada uno no está en su sitio exacto, el equipo se resiente. Si yo no presiono en el sitio correcto, todo se desarma…” (…) “Ofensivamente, el juego posicional es innegociable. Luego, presionar alto, ser intenso tras pérdida, jugar con la línea alta, jugar en campo rival… Sí, pero el matiz te lo da la característica del jugador”. Esta temporada 2018/19 se consolidó el 2.3.2.3, con variantes como en partidos específicos contra Liverpool con el 3.3.3.1. (Recuerdo que fue el sistema implantado por John Toshack en el Real Madrid y que la prensa pugnó por asegurar que jugaba con 5 defensas y era ultra defensivo. Finalmente, el R. Madrid batió el récord de goles a favor, o sea, 107). También, por lesiones, tuvo que adaptar dibujos y llegó a practicar en 3.2.2.3., ajustándolo con jugadores polivalentes sobre todo cuando el contrario era más exigente. En concreto, se llegó a utilizar en 24 ocasiones el 2.3.2.3., y la formación en 3.2.2.3., en 26 partidos. Por tanto, el fútbol sigue moviéndose entre la memoria histórica y la realidad que da triunfos porque las intentonas tácticas que no dieron triunfos no se airean.
jueves 20 junio 2019 00:56Editorial
de Manuel Rodríguez
Artìculos relacionados
TODOmercadoWEB.es: noticias sobre mercado de fichajes de fútbol
TC&C srl web content publisher since 1994
P.IVA 01488100510

Copyright © 2000-2019
Todos los derechos reservados

Tuttomercatoweb.com Transfermarketweb.com